• Home
  • /Acerca de Arte y Vida

Acerca de Arte y Vida

Acerca de Arte y Vida | Capacitación y Desarrollo Creativo

El extraordinaro potencial educativo y terapéutico de las actividades artísticas ha sido ampliamente ponderado y reconocido desde la antigüedad. El ser humano ha empleado el arte como modo de expresión incluso antes de que apareciera el lenguaje verbal. El arte posee un efecto integrador de la persona puesto que contempla la parte mental, emocional, física, social y espiritual.

En Arte y Vida trabajamos con técnicas de psicodrama, danzaterapia, musicoterapia, creación de imágenes y visualizaciones creativas. Utilizamos el arte como un medio terapéutico para brindarle a cualquier persona otros canales expresivos y creativos que fortalezcan su desarrollo personal y social.

La finalidad de Arte y Vida es crear un espacio lúdico de experimentación consciente que sirva para despertar y desarrollar la capacidad creativa, ampliando así la capacidad de expresión.

Todas las actividades que desarrollamos están orientadas hacia el empoderamiento de las personas. Se valoriza el lenguaje no-verbal como alternativa de reconocimiento de si mismo; se entrena en habilidades sociales e inteligencia emocional.

La expresión artística como terapia se diferencia de otras disciplinas que utilizan elementos artísticos, como la educación artística, porque utiliza los materiales, las técnicas, el proceso artístico y la obra en si, con fines terapéuticos. Esta disciplina busca rescatar el efecto sanador de la expresión artística. Las técnicas empleadas no se centran en el valor estético del trabajo artístico, sino sobre el proceso terapéutico, considerando que todo individuo, tenga o no formación artística, posee la capacidad latente para proyectar sus conflictos internos por medio del arte.

Entre los beneficios generales que aportan las actividades de arte como terapia podemos destacar los siguientes:

Mejora la comunicación, desarrolla la creatividad, potencia las habilidades sociales, aumenta la inteligencia emocional, mejora la autoestima, fortalece la identidad, ayuda a aceptar las diferencias y mejora la calidad de vida tanto del beneficiario como del entorno que lo rodea.